MARILYN, un poema de Ana Pérez Cañamares


MARILYN

Café y té desde el amanecer
hasta el mediodía.
Luego ya la tarde a base
de tilas y cervezas.
Para dormir una pastilla.

Es mi homenaje diario
a tus anfetas
tus tranquilizantes
tu champán.

ANA PÉREZ CANAMARES (inédito)

1 comentarios:

EL BUSCADOR DE S dijo...

Con esos ingredientes no hay alambradas que contengan los dientes( perdón, los sueños).