Libre, un poema de PURA SALCEDA

En tus manos soy la otra,
ésa que sólo tú ves
que me sabe puta presa de ti,
gata en celo eternamente en tus instantes
corazón domado
mujer libre
de pasión fácil si me miras
si me tocas
si me tienes
suspendida de una caricia tuya
en el aliento de los besos
jinete sin rumbo
sólo al galope de tus deseos.

de VERSOS DE PERRA NEGRA (Sial, 2005)
imagen de "Twin Peacks" de David Lynch

1 comentarios:

Luna dijo...

Y qué pasa con tus deseos?