Dejando de amar, un poema de Concha García

DEJANDO DE AMAR

Ya no le digo te quiero a nadie,
he perdido el sur del vestido y las
costuras se abren, parezco una tela
inflexionada, una rota lana.
Me río de tanta lluvia, a veces
el aliento es iracundo y lunático,
la frescura y el atrevimiento
se han hecho detritus, pondero
por eso todo amor deshilachado,
me aceito de madrugadas pasivas
y al mirar por la ventana se va
aquel dramatismo de antaño,
aquella ira romántica que
ponía un precio a la aventura.

CONCHA GARCÍA

4 comentarios:

Eva dijo...

Tremendo y certero poema. Os sigo desde hace poco y aprovecho este comentario para deciros que me encanta vuestro blog, y vuestro proyecto, que espero que sea germen de muchas más iniciativas acertadas. Mis felicitaciones a todas, desde mi humilde posición autodidacta en cuestión de arte.

VUK dijo...

muchas gracias, eva! seguiremos pandoreando hasta que se nos acaben las fuerzas...

safrika señorita dijo...

yeah!
A mi me ha encantado este poema. Directo allí donde quiera que cada una se dirija.

PANDORAS: dijo...

me alegra que os guste, yo he flipado mucho con algunos poemas de esta mujer... safri, por cierto, este me recordaba a algunos poemas tuyos. Besos