Un poema de Begoña Leonardo

COMPLETA, TERMINADA

Compartir el secreto
desnudarse
transparentarse
abandonarse.
Sentir que se pierde la vida
en la mirada
en la entrega.
Una flor
una hermosa flor
confunde la razón
el devenir,
un día
cualquier hora...
La sonrisa falseada
del que viene a encontrarte
y de lejos esboza
la apabullante
aunque casi imperceptible
sonrisa.

¡Qué horror!
entregarse
y fundirse
y dicen, que completarse.

Yo estoy completa
yo estoy terminada
y la mitad ¿de quién?
y cada oveja...
El otro te da
el otro te quita
y menos si sumas
y más si restas.

(Gracias por tu poema, Begoña!)

Podéis leer más en:
http://aquinohaycerraduras.blogspot.com

2 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Cracias chicas, un honor inmenso volver a esta casa.

Cariñitos.

Sonia dijo...

Gracias a ti por tu colaboración, Begoña.
Un abrazo!